jueves, 20 de junio de 2019

Salimos en el Pais

Después del tiempo que ha pasado desde que se descubrió el "Pozón" sigue siendo noticia. En este caso un articulo de El Pais en el que describen breve mente cinco abismos a nivel mundial, estando dos de ellos en España. La torca del Cerro del  Cuevon y El  Gran Pozo MTDE.



18 Mayo 2019 Torca del Arroyo




Participantes: Manolo, Ciano y Fredo

Hace bastante tiempo que dejamos de lado los trabajos en el Arroyo, la cosa se está enquistando. La profundidad a la que nos encontramos (-460 aproximadamente) y las gateras y cabeceras incómodas que tenemos en todos los pozos no hacen muy apetecible ir a punta a trabajar.
Lo que dejamos en la última entrada fue un meandro bastante estrecho por el que pasaron malamente los flacos del club hasta llegar a unos pequeños pozos y finalmente a una ventana aún más estrecha con fuerte aspiración de aire. Este aire es el que nos dio la motivación para mantener la torca instalada y seguir trabajando en ella. Pero hemos andado liados con otras labores y tenemos el Arroyo descuidado.

Finalmente este fin de semana nos vamos a juntar los tres para ir mejorando los pasos del meandro e iniciar los trabajos. Pero la cosa promete ir para largo.
Quedamos a las 8:00 de la mañana en casa de Ciano y a las 9:00 estamos cambiándonos con un día de perros, afortunadamente la aproximación al Arroyo es corta. Tenemos dudas de cómo se encontrará el último pozo, ya que cuando se instaló se veía claramente que recibía agua por varios puntos y tratamos de instalar la progresión para evitarla. Aún no hemos entrado en carga y tengo dudas sobre todo en un cambio de pared por si el chorro llega a tocar las cuerdas.
Una vez dentro nos recibe la primera gatera y cabecera estrecha, se van sucediendo los pozos, son preciosos,  pero todos están coronados con una entrada incómoda. La torca es muy vertical, intercalada con gateras que dan acceso a nuevos pozos.

A alrededor de -250 llegamos al pozo blanco de 100 m aproximadamente y precioso. Empezamos a descender, aquí ya se escucha el agua que a pocos metros de su base llega a través de un pozo paralelo que comunica con este. El agua aquí no nos preocupa, aún está lejos de nuestras cuerdas. Es en el siguiente pozo (el Negro?) donde ya se escucha mucha agua. En el cruce de cuerdas pasamos sin problemas, solo nos cae una leve lluvia que nos hace pasar por allí a toda pastilla.

Acabamos el descenso del último pozo grande, nos metemos en el meandro Y tras descender dos pequeños resaltes equipados con cuerda llegamos a la obra. No tenemos mucho espacio para acomodarnos pero empezamos a adecentar el habitáculo que por el momento nos acogerá durante los trabajos. Al menos tenemos sitio para tres culos y el barro del suelo lo vamos tapando con alguna piedra y tierra suelta.
Hoy nos hemos bajado el hornillo y sobres de café para calentarnos(nos estamos volviendo unos sibaritas) nos vamos turnado en los trabajos de desobstrucción y a las tres horas la batería deja de funcionar!!! Creemos que algo se ha estropeado porque tenía que haber durado más. Teníamos idea de permanecer más tiempo trabajando, pero bueno, hemos mejorado varios pasos del meandro y adecentado la sala de estar. Lo tendremos que dar por bueno he ir saliendo. Tenemos tres horas de pozos y cabeceras estrechas hasta la calle.

En la gatera de salida vemos que el “chorrito Cabrón” que surge del techo en el paso más incómodo de la gatera, está funcionando y nos damos una pequeña ducha de agua fría que penetra por el cuello del buzo. Llegamos al exterior. Frío y niebla nos reciben.
Una vez en la furgo, nos cambiamos y bajamos al bar del camping a tomar unas cervezas.
Pues nada el Arroyo esta así por el momento. No es un trabajo agradable pero esperamos que nos lleve a niveles similares a la Len donde se encuentran grandes galerías. Hasta la siguiente entrada a la obra.

Jornadas de Reflexión 25, 26, 27 y 28 Abril




Participantes: Ciano, Manolo y Fredo

Es jueves y hemos quedado Ciano, Manolo y yo para entrar hasta el domingo al vivac de La Len. Estaría bien disponer de algo más de personal para optimizar el tiempo de permanencia, ya que tenemos mucho trabajo y la progresión por el Túnel del Viento está resultando costosa, ya que todo el avance se lleva a cabo mediante pasamanos sobre el meandro desfondado con lo que conlleva el transporte de material y el tiempo de instalación.

Tras un pequeño incidente con la batería de la furgoneta de Ciano, a las 18:00 aproximadamente, por fin nos disponemos al descenso, llevamos baterías y comida para estos días, por el momento tenemos material de instalación suficiente en el vivac. Tranquilamente vamos descendiendo y superando las dificultades habituales, la estrechez de -180, el meandro de la lluvia, la zona  posterior a la sala del 15M, que no séqué tiene pero es un auténtico coñazo. Una vez superada esta zona llegamos al pozo Juanín y Bedoya en cuya base se encuentra el vivac de Los Rusos. Ya en esta zona empieza la zona horizontal y enseguida llegamos al goteo donde recogemos las garrafas de agua para llevar al vivac y dejamos escurriendo el material limpito para el día siguiente. Llegamos al vivac, musiquita, cenita, vinito y a dormir.
Viernes
“Son las ocho menos diez” nos despierta Ciano, con este no hace falta despertador, desayunamos y nos dirigimos a recoger el material de instalación, el objetivo es continuar progresando en el Meandro Gau la zona donde la última vez que entramos lo dejaron Ciano y Manolo. Por lo visto el sitio es un asco pero continúa y en buena dirección. Progresamos por el Túnel del Viento hasta llegar al desvío, al principio son pocetes bonitos con formaciones, pero poco a poco la cosa se va tornando en meandro estrecho  con barro y agua en el suelo, donde en algunas ocasiones tienes que tumbarte para pasar por la zona más ancha, (unos más que otros). Llegamos al punto donde la vez anterior seles acabó el material y me dispongo a continuar con la instalación mientras ellos van topografiando.

Vamos descendiendo pequeños resaltes pero que requieren el uso de cuerda, la acumulación de barro en el suelo dificulta mucho la progresión hasta el punto de tener que tirar la saca al suelo y pisar sobre ella para poder liberarme y poder recuperar la bota del barro. A esta zona la bautizamos como la Ciénaga de Shrek. Entre las cabeceras estrechas y el barro empiezo a perder la paciencia y yo creo que todos estamos deseando que el meandro se cierre para desinstalar y explorar otra zona, pero la cosa sigue cada vez con más barro hasta que en la base de uno de los pozos llegamos a una sala con volumen ¡¡¡a la que llegan dos galerías!!! Se acabó el barro. 


Mientras estos terminan de topografiar el meandro, reviso la zona, la galería más grande continúa pero hay que escalar. Por el otro ramal  progreso por un pequeño meandro, a lo lejos se escucha corriente de agua, llego a una galería arenosa y hacia la derecha me asomo y zasca un rio con bastante caudal. Vuelvo con estos y una vez reunidos decidimos tirar hacia el río, una vez allí revisamos río arriba hasta una zona donde habrá que mojarse, pero hoy no apetece, topografiamos galerías laterales que terminan en la sala grande. Una vez revisada esta zona, comenzamos la progresión rio abajo, Manolo me da el relevo como zapador y yo ayudo a Ciano en la topo. Vamos esquivando marmitas como podemos pero inevitablemente metemos algún pie en el agua.Con la chupa que llevamos ¡¡quémás da!! Seguimos instalando alguna pequeña vertical, pero en general se progresa bien, sobre las 18:00 decidimos que va siendo hora de regresar al vivac, calculamos unas 3 horas y todavía tenemos que comer algo y cerrar la poligonal en la sala antes de meternos en el Meandro Gau de nuevo y rebozarnos en el barro.



El retorno por el meandro se hace penoso, para la próxima entrada mejoraremos la progresión en los pequeños resaltes que quedaron sin cuerda porque esto es una agonía. A estas alturas ya hemos decidido que mañana no volvemos a esta zona.
Sobre las 22:00 estamos por fin en el vivac, musiquita, cenita, vinito y adormir.
Sábado
“Son las ocho menos cuarto” No me lo puedo creer, estetío tiene un reloj interno. Estamos doblados. Desayuno y nos ponemos los buzos que entre el barro y la humedad pesan un quintal. El equipo de verticales lo iremos limpiando de barro por el camino. El objetivo de hoy será avanzar hasta la punta de exploración en el túnel del viento, donde lo dejamos Josean y yo la vez anterior por falta de material. En esta zona estamos remontando meandro arriba y la cosa no parece que tenga mucho futuro, hay que ir remontando el meandro a base de pasamanos y escaladas buscando las zonas más anchas. El último día decidimos tirar a escalar directamente hacia arriba y ver si ensanchaba y la progresión mejoraba, si no abandonar y recuperar todo el material para centrar los esfuerzos en otra zona, después del hallazgo del día anterior la cosa está más clara aún.

Comenzamos la escalada y tras remontar unos 20 metros estrechos alcanzo a ver el techo del meandro unos 25 metros por encima de mí y del mismo pelo, tras comunicar la situación decidimos retirarnos, desinstalamos las escaladas y pasamanos hasta el desvío del Meandro Gau, hacemos unos retoques en la instalación de los primeros pozos de este y cargamos las sacas a tope con material para llevarlo al vivac. Tenemos que revisar y engrasar un montón de mosquetones y lavar cuerdas.
Como llegamos pronto al vivac, ponemos la musiquita y dedicamos el tiempo a preparar un secadero para los buzos (nos hará falta) y ampliar una plaza más en el vivac por si fuese necesario, (que no creo). Cenamos y sobre las 23:00 al saco.
Domingo 
“Son las siete y media”, a ver si salimos para la hora de comer y vamos a votar tranquilamente. A las nueve nos ponemos en marcha y a las 14:30 en la calle con un solazo espectacular. Comemos en el camping y ya empieza a llamar el personal para ver cómo ha ido la cosa.
A partir de ahora toca explorar el río Macarena (si, le hemos llamado Macarena)y a ver que nos depara la cosa, lo que es seguro que el Meandro Gau nos va a hacer sudar de lo lindo.

lunes, 31 de julio de 2017

Torca Yusa

La Yusa, una de las cavidades más impresionantes del macizo, bien se merece una revisión.
Su pozo de entrada (casi 200 metros) y decenas de metros de diámetro en su eje mayor, posee alguna ventana que deberemos trabajar.
Una cavidad extraordinaria!!









miércoles, 4 de enero de 2017

Gran pozo MTDE


TORCA EL PORRÓN, PO-125
(Gran Pozo MTDE)



"Amanece y me levanto decidido, ha llegado el momento de mirarla a los ojos, trepamos por sus empinadas laderas buscando una señal que nos indique donde se esconde. Entre la niebla encontramos la boca… siento el aliento de la Bestia, hoy está agitada así que intentaremos no despertarla. Sus fauces son estrechas y puntiagudas y a duras penas conseguimos cruzarlas, por un estrecho meandro la garganta se abre paso hasta la cabecera de sus entrañas. Mis pulsaciones se aceleran, las pupilas se dilatan, pero tengo que relajarme, no cometer errores, en ello me va la vida. Descendemos los primeros pasos y de repente !ahí está!… el corazón de la Bestia. Profundo abismo, interminable, inalcanzable, ni en sueños imaginé tal cosa. Intentaremos usurpar su paz sin que se dé cuenta y cuando lleguemos al final del abismo sabemos que esto será historia. Si me buscáis allí estaré, en los brazos de la Bestia me encontraréis… mientras su corazón siga dormido.”
Pues así comienza esta odisea, un breve relato inspirado por un día inolvidable, en el que un compañero me insinuó cariñosamente que era un “insensible”. Es verdad que cada uno muestra sus sentimientos de formas muy distintas, y la mía se manifestó así, tras haber estado colgado en un abismo de proporciones en aquel momento inverosímiles.


Todo comenzó el verano de este año, cuando tras unas prospecciones realizadas por miembros de los dos club (CCES y Abrigu), se encontraron distintas bocas, unas ya registradas y otras no, entre las que se encontraba la PO-125 con un tiro de aire impresionante. El comentario debió ser “vamos a dejarlo para más adelante” o algo parecido, ya que teníamos un trabajo descomunal en una torca cercana a la que estábamos sacando ya unos cuantos kilómetros. Pero a alguno le pudo la curiosidad y engatusó a otro para que le ayudara a desobstruir la entrada, “venga, tú dale con la piqueta mientras yo quito las piedras”, y así ese mismo día se pudo pasar el primer estrechamiento. Ya se pudo comprobar que descendía un estrecho meandro que llevaría más trabajo de desobstrucción, pero la pinta era muy buena, al fondo se veía que se agrandaba. Se necesitaron una par de días más de intensa labor para hacer un paso medianamente humano, y  el tercer día se llegó hasta la cabecera de un pozo que no dejaba ver del todo sus intenciones, ya que se veía una cornisa a unos 25 metros. Después de instalado este y un segundo pozo más el suelo aquí parece distinto, un grupo de grandes bloques concrecionados que se encuentran en el aire sobre un gran pozo. Tras lanzar una piedra se quedan estupefactos… “hay que lanzar otra, no puede ser”, sale el mismo resultado, “es imposible… 12 SEGUNDOS”. Es algo que nos resultaba imposible de calcular, así que se ponen manos a la obra a realizar los cálculos y nos dan resultados asombrosos… los cálculos dicen que más de 400 metros.

 A partir de aquí los grupos de wasap echan humo, los comentarios son muy diversos, las dudas enormes, pero está claro que debemos afrontar este reto. Para mí particularmente será además un reto psicológico, una barrera difícil de evaluar, mi mayor pozo ha sido de 150 metros… aquí vendría una segunda insinuación cariñosa como “eres un inconsciente”, que acepto con agrado pues todavía me queda mucho por aprender. Pero eso no me corta a la hora de colgarme en un pozo que supera todas las expectativas, inconsciencia si…

El caso es que se comenzó la instalación del pozo en el que participaron gran cantidad de miembros de ambos clubs. Hicieron falta 3 días, mas de 600 metros de cuerda y 63 anclajes para llegar hasta el fondo… además de las labores de desobstrucción de la entrada, que resultaron bastante duras, la topografía, la fotografía y la investigación de fauna subterránea, todo un gran trabajo que desde aquí quiero agradecer a mis compañeros. Al final tras unos 4 meses de intensa labor de exploración pensamos que tenemos el material suficiente para publicarlo en los medios de comunicación, la rueda de prensa realizada el día 30 de Diciembre saca a la luz ese intenso trabajo que aportamos a la diversidad geológica de la región.



El resultado no podía ser mejor, tenemos el pozo más grande de España, un gran pozo que supera en casi 100 metros al de Los Pasiegos, tan vertical que solo cuenta con una pequeña repisa a -250 metros, para apoyar un rato los pies. Después de topografiado podemos decir con certeza que tiene 435,92 METROS DE ALTURA, y que en principio parece ser el segundo del mundo entre los pozos interiores… esperaremos que nos lo confirmen. Su altura resulta equivalente al de las desaparecidas Torres Gemelas. Su nombre “Gran Pozo MTDE”.

 Es una labor que revaloriza a los dos grupos que han llevado a cabo su exploración, en el que la ayuda y el compañerismo han sido claves, el buen entendimiento y un objetivo común, unidos como un solo grupo y este gran grupo es el protagonista.


 UN GRAN TRABAJO DE EQUIPO CHIC@S.
MUCHISIMAS GRACIAS.




C.C.E.S.


S.C. ABRIGU

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Elecciones 2016

Desde el CECA nos ponemos en contacto con el colectivo de espeleólogos de Cantabria, para recordaros que las votaciones son el próximo jueves día 1, en Santander, no en Astillero. En la avd. del Deporte .
El horario es de 6 a 9:30 de la tarde y es necesario llevar algún documento de identificación.
Pensamos que es importante que todos participemos de estas elecciones y seamos parte del cambio que precisa nuestra federación.
Os adjuntamos el currículum espeleológico de Manolo Morales, que como ya dijimos, tiene intención de presentar su candidatura a presidente cuando se abra el plazo para ello.
Desde CECA pensamos que es el candidato ideal para cohesionar la FCE, y superar este periodo tan difícil que hemos pasado.
De nuevo os pedimos que apoyéis con vuestro voto a los candidatos a deportistas, que apoyaran la candidatura de Manolo a presidente y los cambios que pensamos se deben dar en nuestra federación, para hacerla trasparente y participativa.

CANDIDATOS DEL CECA A DEPORTISTAS EN LAS ELECCIONES DE 2016.
Si estás de acuerdo con nuestros objetivos, te pedimos que en las próximas elecciones apoyes con tu voto a los siguientes candidatos:

-Ignacio Fernández Tellez
-José Ramón Sainz Barreda
-Ana Isabel Sobrino Estruc
-Adrián Fernández Mateos
-Marcos Valle Soto
-Ángel García Fuente
-Rubén Garín Isa
-Luciano Sedano Celis
-José Manuel Vecilla Arcos
-Pedro Merino Múgica

 Manuel González Morales se inició en la Espeleología en 1968, en el Grupo Montañero San Claudio, en
Asturias. Más tarde fue parte del grupo de socios fundadores de la Sección de Espeleología del Grupo
Universitario de Montaña de la Universidad de Oviedo y de la misma sección del Grupo Montañero
Vetusta de Oviedo; en esa época perteneció a la Escuela provincial de Espeleología dentro del entonces
Comité Regional Noroeste de Espeleología
Se incorporó a la Universidad de Cantabria en 1981, y en ella ha sido Vicerrector de Extensión
Universitaria (1986-1988), Decano de la Facultad de Filosofía y Letras (2000-2004) y Director del
Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria desde 2009 hasta la reciente
reestructuración de este organismo. Es catedrático de Prehistoria.
En su periodo como vicerrector, con competencias sobre el Servicio de Deportes, promovió la
introducción de la Espeleología en el conjunto de clubs deportivos de la Universidad de Cantabria y la
realización de cursos anuales de Iniciación a la Espeleología como parte de esa actividad.
En la actualidad es espeleólogo federado en el Espeleo Club Ábrigu. Ha venido practicando actividades
espeleológicas como parte de su labor profesional en el ámbito de la Arqueología prehistórica en las
cuevas, pero también en su faceta de exploración deportiva.